LLÁMANOS
+34 942 304 073

SMED

¿QUÉ ES SMED?

Es una herramienta de Lean Manufacturing utilizada para reducir los cambios de referencia dentro de un entorno productivo. SMED (Single Minute Exchange of Die, o cambio de herramienta en una sola cifra de minuto)

Antes de comenzar deberemos tener claros los siguientes conceptos:

· Proceso de cambio interno: son las operaciones que solo se pueden hacer con la máquina parada.

· Proceso de cambio externo: son las operaciones que se pueden efectuar con la máquina en marcha.

· Tiempo de cambio: es el tiempo comprendido entre que se produce la última pieza de la anterior referencia hasta la primera pieza OK en calidad de la nueva referencia. Por lo tanto es la suma de los procesos de cambio internos y externos.

Para llevar a cabo esta función, es fundamental crear un equipo multidisciplinar con personas con experiencia en el proceso de cambio:

– Personas que realizan los cambios.

– Personal técnico y/o mantenimiento

– Mejora continua o personal de organización.

– Otros necesarios (seguridad, calidad, logística, etc.)

Para ello se debe realizar una filmación del cambio tratando de captar cada una de las operaciones que se llevan a cabo. Se debe tener en cuenta las características del cambio como son el número de trabajadores, la duración y los desplazamientos si hubiese.

La grabación comienza justo cuando se produce la última pieza y termina cuando se valida la calidad de la siguiente referencia.

En una sala de reuniones con el equipo SMED comenzaremos a analizar el cambio de formato siguiendo los siguientes pasos:

Primera etapa: Separar los procesos internos de los externos.

Los miembros del equipo irán diferenciando uno a uno y descartando los procesos externos ya que se estandarizarán fueran del cambio. Con frecuencia se recurre a los check-list para organizar la preparativa del cambio.

– Segunda etapa: Convertir lo interno en externo.

Para cada una de las actividades que han quedado definidas como internas se deberán tomas acciones para extraerlas del tiempo de cambio. Para lo cual se suelen acometer acciones orientadas al transporte de piezas y almacenamiento.

– Tercera etapa: reducir el tiempo de las actividades internas

Junto con la anterior entra en juego el ingenio y la experiencia de los integrantes. Se trata de llevar a cabo multiples acciones que consigan reducir el tiempo de las actividades internas que quedaban.

Estandarización: una vez las acciones estén realizadas se realizarán los cambios de manera estándar que se ha definido en el taller.

Seguimiento: el equipo debe realizar un seguimiento de las mejoras obtenidas.

Cada vez los clientes demandan productos diferenciados y lotes más pequeños por lo que la opción de fabricar grandes series no es viable. Una solución está en la reducción de cambios de formato que permite aumentar las referencias, reducir el inventario y el tiempo de espera del cliente.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies